Los rines son elementos básicos en la buena conducción de los autos. Si bien hay que tomar en cuenta muchísimos factores, lo más destacado es el look particular que le van a dar al auto. Por supuesto, la importancia de su resistencia aerodinámica es muy importante, y los fabricantes por lo general constantemente están diseñando e innovando los diseños.


Otro de los factores es la funcionalidad de los rines respecto a la conducción, ya que son los responsables de reducir la fricción del vehículo sobre el suelo, ya que giran en los ejes del auto.  


Existen tres tipos de rines:


Rines normales. Son los que vienen de agencia y por lo general están diseñados para hacer que el auto circule de manera óptima. Están fabricados de aleaciones de aluminio y a la medida, por lo que al cambiarlos se deben considerar ambos aspectos, por tamaño y peso.



Rines progresivos. Se llaman así por la diferencia de tamaño entre ellos. En este tipo de rines los traseros son más anchos y tienen mayor diámetro que los rines delanteros. Así se crea mejor estabilidad, lo cual es bien aprovechados en los autos de carreras y de gama alta.



Rines cóncavos. Son rines cuyo centro está “hacia adentro”, y tienen una curvatura entre la superficie donde se monta al auto y el centro del rin.


Si quieres saber más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: jessvalencia@live.com.mx